Géneros | Narrativa | Poesía | Ensayo | Teatro | Autores | Textos | Contextos | Glosario | Pruebas | Ayuda

Jorge Castillo Fan

(1967)

Jorge Castillo Fan nació en Piura, Perú, en 1967; por línea materna desciende de inmigrantes chinos que se establecieron en Perú a raíz de la Primera Guerra Mundial. Su niñez y adolescencia transcurren en su ciudad natal de Piura. Al finalizar los estudios elementales, recibió una beca que le permitió asistir al Colegio de Jesuitas San Ignacio de Loyola, donde cursó los estudios secundarios. Razones económicas le impidieron, sin embargo, ingresar en la universidad y se trasladó a Talara, ciudad que le vinculó con el mar. Sólo años más tarde, a partir de 1996, siguió cursos como alumno libre en la Universidad Nacional de Piura. En el año 2000 las amenazas y persecución por su posición crítica ante el gobierno de Fujimori "se tornaron insufribles", señala Castillo Fan, por lo que aconsejado por su amigo, el poeta Federico Varillas Castro, tuvo que "pasar a la clandestinidad"*.

Su formación es autodidacta; él mismo recuerda que "mis primeras lecturas literarias fueron dos libros de poesía: uno de Martí y el otro de Sor Juana Inés de la Cruz, de propiedad de mi madre"*. Su inicio en la poesía fue temprano: tenía 15 años cuando una asignación de clase, que coincide con la traumática sensación de orfandad que le había causado la reciente muerte de su padre, le motiva a escribir su primer poema. El texto titulado "Náufrago en la soledad" llamó la atención del escritor Federico Chalupa, profesor por entonces del Colegio, quien percibió su potencial y le animó a cultivar la poesía. Pero no es hasta la década de los noventa, a instancias de Carlos Ramírez Nole, profesor de Literatura, que Castillo Fan publicó su primer poemario, Insurrección del silencio (1994), y con él inicia su participación activa en el panorama poético peruano. Fundó con los poetas Lelis Rebolledo Herrera y José Díaz Sánchez el colectivo artístico Ángeles del Abismo, de notable influencia en la nueva generación de poetas peruanos. Sin embargo, la nota característica de Castillo Fan es lo que él mismo ha denominado su "insularidad", que aparece ya en su libro Eco del fuego (1995), en el cual combate lo que él denomina "la prostitución en el ejercicio de la literatura".

Insularidad y soledad son términos que la crítica asocia con la persona y la obra de Jorge Castillo Fan; también su deseo de encontrar un lenguaje poético que se aleje del lenguaje coloquial. Pero su obra se aproxima a tales conceptos de forma innovadora. No busca la soledad ni aislarse; el poeta parte de un sentimiento profundo de soledad para encaminarse hacia el "otro" y alcanzar así la plenitud. La insularidad es la motivación que busca puentes que permitan la unión. El lenguaje de Castillo Fan se aleja de lo coloquial en el sentido que huye de la imagen gastada, para producir un lenguaje natural, lleno de sugerencias e imágenes renovadoras, como en el siguiente poema de Lámpara de fiebre (2003).

Una palabra
Una sola palabra
que aflore del fuego más perfecto
de los cuerpos sellados por el viento
Como e
n el amor más alto de la hierba y del rocío
o aquél en que los ojos fundan
los más hondos encuentros
Una palabra
Un puente que se enciende para siempre
Un solo soplo de alma
y todo bajo el cielo estará dicho.

En la sección de antología hemos incluido dos poemas de Jorge Castillo Fan, "¿Hubo luna en nuestro sueño?", de Canción triste de cualquier hombre (1998) y Yo hubiera querido hacer de este silencio", de Lámpara de fiebre (2003). Entre sus otros libros de poesía destacan Revólver del amor (1996) y Yo soy aquel espejo (2003).

____________________
* Carta del 26 de octubre de 2009.

(Gómez-Martínez)

Proyecto Ensayo Hispánico