Géneros | Narrativa | Poesía | Ensayo | Teatro | Autores | Textos | Contextos | Glosario | Pruebas | Ayuda

Luis de Góngora y Argote

(1561-1627)
 

Luis de Góngora nació en Córdoba en 1561 en el seno de una familia ilustre y acomodada. A los 15 años le enviaron a la Universidad de Salamanca, donde cursó estudios de derecho civil y canónigo desde 1576 a 1580, pero sin llegar a obtener un título. Por estos años recibió también órdenes menores para poder usufructuar ciertas prebendas eclesiásticas que le había cedido un tío suyo. Después de una breve estancia en Valladolid regresó a Córdoba para ocupar el cargo de racionero de la catedral de Córdoba. En 1616, por mediación del duque de Lerma, se establece en la corte y se ordena sacerdote para poder ser nombrado capellán del rey Felipe III. Las prebendas eclesiásticas que recibía, sin embargo, no fueron suficientes para mantener su vida en la corte y su afición al juego, por lo que su vida estuvo marcada con periodos de penuria. En 1626, ya enfermo, regresó a su ciudad natal de Córdoba y muere en 1627.

Su vocación literaria y sus frecuentes polémicas con Lope de Vega y Francisco de Quevedo, entre otros, hicieron de Góngora una de las figuras literarias más destacadas del barroco español. Góngora acentuó hasta un extremo la tendencia renacentista a un lenguaje culto e introducción de nuevas palabras del latín. Su poesía, especialmente de los años maduros, se caracteriza por una concentración de recursos —metáforas, hipérboles, metonimias, perífrasis, dificultades sintácticas de hipérbaton, referencias a la mitología greco-latina—, que dentro de la historia de la literatura se conoce con el nombre de culteranismo o gongorismo. Veamos a forma de ejemplo los primeros versos de La soledades:

Era del año la estación florida
en que el mentido robador de Europa
—media luna las armas de su frente,
y el Sol todos los rayos de su pelo—,
luciente honor del cielo,
en campos de zafiro pace estrellas;

Góngora emplea una prolongada perífrasis para hacer referencia al apogeo de la primavera. Recurre a la mitología —Júpiter se convierte en toro para raptar a Europa— para indicarnos que se refiere a una época precisa, la primavera bajo el signo zodiaco de Taurus (21 de abril a 21 de mayo).

De su extensa obra —más de 400 composiciones— Luis de Góngora publicó durante su vida sólo parte de su producción más temprana en dos colecciones: Flor de romances nuevos (1589) de Pedro Moncayo, que incluye 12 romances de Góngora; y Floresta de poetas ilustres (1605) de Pedro Espinosa, en la que se incluyen 37 poemas —sonetos y canciones— de Góngora. El resto de su obra circuló profusamente en forma manuscrita y sólo se recogió en varias ediciones después de su muerte. Escribió dos obras de teatro y tres poemas extensos: La fábula de Polifemo y Galatea (504 versos) que consta de 63 octavas reales; Las soledades y el Panegírico al duque de Lerma (632 versos) en 79 octavas reales. Las soledades es su obra más ambiciosa —en la versificación utiliza la silva—, pero sólo llegó a terminar la primera parte (1091 versos) y parte de la segunda (979 versos). En la antología de este curso hemos incluido un romance, "Servía en Orán al Rey", ejemplo de su poesía más temprana, y un soneto, "Mientras por competir por tu cabello", que refleja bien el barroco y la destreza poética de Góngora.

 

(Gómez-Martínez)

Proyecto Ensayo Hispánico