Géneros | Narrativa | Poesía | Ensayo | Teatro | Autores | Textos | Contextos | Glosario | Pruebas | Ayuda

Manuel Mantero

(1930)

Manuel Mantero nació en Sevilla en 1930. Allí cursó sus primeros estudios. Durante su adolescencia asistió a un colegio de jesuitas (1940-1947), que en aquellos primeros años de la dictadura franquista se caracterizaba por una autocracia sofocante y un fanatismo religioso con énfasis en el pecado y en el castigo eterno. Su espíritu inquisitivo y de rebeldía le llevó a una crisis religiosa, y también a gustar de la poesía. Realizó estudios de filosofía del derecho en Sevilla y Salamanca, pero su pasión comenzó a ser la poesía. En 1969, sintiéndose asfixiado por el ambiente opresivo de la dictadura franquista, vino a Estados Unidos, primero a Michigan y en 1973 a Athens, Georgia, donde reside en la actualidad.

Novelista, ensayista, pero ante todo poeta, es un autor prolífico y difícil de encasillar. Por una parte, su alejamiento físico de España lo liberó de las presiones generacionales y de las modas que se auto-imponían; Por otra parte, su propia concepción del arte lo individualiza:

“Siempre he pensado en la poesía como interpretación del mundo. No conocimiento, ya que me parece una exagerada arrogancia la pretensión, epistemológica y ontológica, de conocer la realidad que percibimos o que no percibimos, lo de fuera y lo de dentro. Cualquier tipo de arte y no sólo la poesía, debe pretender una transfiguración de lo real a través de la visión propia, un mágico nombramiento de lo real.”

Este perseguir la “visión propia” en la obra artística lo lleva a rechazar que lo asocien a los poetas de su generación cronológica, y su obra justifica su posición:

Míos son vuestra edad, nación, idioma,
no vuestro tema. No os entiendo,
oh aburrida asamblea monocorde
a los pies de los ídolos abuelos.
……………………………….
Esta mañana, al levantarme,
en vosotros pensé. No os pertenezco.

Este rechazo a que se lea su obra desde una perspectiva generacional, no impide que su poesía, también la escrita en Estados Unidos, sea profundamente española. Más aun, precisamente por no haber estado sujeta a las modas, se presenta con más nitidez, mejor estilizada, la transformación misma de España.

Manuel Mantero es autor de dos novelas, Estiércol de león (1980) y Antes muerto que mudado (1990), y de numerosos ensayos y libros de crítica literaria, pero su producción más constante ha sido la poesía. Su obra se caracteriza por una continua preocupación estética y cuidado por la palabra. En España se reconoció pronto la trascendencia de su obra poética: en 1960, con motivo de la publicación de Tiempo del hombre se le otorga el Premio Nacional de Literatura y, en 1966, su libro Misa solemne recibe el Premio Fastenrath. Pero será durante su residencia en Estados Unidos cuando el nervio de su individualismo se proyecta con más fuerza en obras como Ya quiere amanecer (1975), Memorias de Deucalión (1980), Equipaje (2005). Su poesía se mantiene fiel a su propia máxima: “toda poesía es lucha, / sobre todo comigo mismo.”

El poema que hemos seleccionado para la antología, “En lo alto”, proviene de Equipaje.

(Gómez-Martínez)

Proyecto Ensayo Hispánico