Géneros | Narrativa | Poesía | Ensayo | Teatro | Autores | Textos | Contextos | Glosario | Pruebas | Ayuda

Antonomasia

Antonomasia es una figura retórica que consiste en sustituir un nombre común por uno propio o viceversa. Cuando decimos "mi jefe es un Nerón", hemos sustituido el nombre común "tirano" por el nombre propio "Nerón", que hace referencia al tirano emperador romano. En un sentido inverso hablamos de "la Ciudad Eterna" para referirnos a Roma, o aludimos a Nueva York cuando decimos "he visitado la Gran Manzana".

De los ejemplos anteriores se desprende el parentesco de la antonomasia con la metonimia, la alusión y la perífrasis.

El valor de la antonomasia depende de un contexto cultural compartido. En un contexto español es culturalmente posible sustituir el nombre de Miguel de Cervantes por "el Manco de Lepanto" (Cervantes perdió un brazo en la batalla de Lepanto). En países como Venezuela, Colombia, Ecuador, el término "el Libertador" se usa para referirse a Simón Bolívar; pero este mismo término, "el Libertador", se refiere en Chile y Argentina a José de San Martín.

En el leguaje coloquial es frecuente el uso de la antonomasia; así decimos de un niño muy ágil que "es un Tarzán", o si deseamos destacar su inteligencia señalamos que "es un Einstein". Son también frecuentes la expresiones "es un don Juan" (en el sentido de mujeriego), o "le encontraron su Aquiles" (referencia al punto débil o a un defecto de una persona). Los dos ejemplos siguientes pertenecen a textos incluidos en la antología del curso:

Yo era tímido como un niño.
Ella, naturalmente, fue,
para mi amor hecho de armiño,
Herodías y Salomé...
(Darío, "Canción ...")

La verdadera oración, esa oración sin palabras que nos pone en contacto con el Ser Supremo por medio de la idea mística, no puede existir sin tener a la pereza por base. (Bécquer, "La pereza")

En el primer ejemplo, Darío hace referencia a la tradición cristiana: Salomé (hija de Herodías) representa la seducción, mientras que a Herodías se la conoce como la responsable de la Muerte de Juan el Bautista. En el segundo ejemplo, Bécquer emplea una expresión universalizada para referirse a Dios.

(Gómez-Martínez)

Proyecto Ensayo Hispánico