Géneros | Narrativa | Poesía | Ensayo | Teatro | Autores | Textos | Contextos | Glosario | Pruebas | Ayuda

Hipérbaton

Denominamos hipérbaton a la alteración del orden común de las palabras en una frase. En términos generales, podemos diferenciar dos grados de hipérbaton; el primero, más corriente y que se usa ocasionalmente en el lenguaje hablado, consiste en alterar el orden “normal” de las partes de la oración (frase): sujeto + verbo + complemento directo + complemento indirecto + complemento circunstancial (p. e. Estructura normal: Mi hermano lee el periódico a sus amigos en el parque. Con hipérbaton: A sus amigos en el parque lee mi hermano el periódico). El otro tipo de hipérbaton es el que tiene lugar cuando se separan palabras que estructuralmente, por su función, deben permanecer juntas. Veamos el siguiente ejemplo de la “rima VII” de Bécquer, en el cual el poeta usa ambos casos de hipérbaton para crear un ritmo preciso y colocar el sujeto en último lugar y así elevarlo a un primer plano:

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueño tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.

El efecto sería muy distinto si eliminamos el uso del hipérbaton; entre otros aspectos se pierde el ritmo y el sentido de enigma, de sorpresa: “El arpa, silenciosa y cubierta de polvo, veíase en el ángulo oscuro del salón, tal vez olvidada de su dueño”.

En poesía es frecuente el hipérbaton para mantener el ritmo del verso o modificar el valor de las palabras (es menos satisfactorio cuando se usa para mantener la rima o la medida de los versos). Veamos dos ejemplos de la “Canción del pirata” de Espronceda:

  1. Del negro mar los bramidos

  2. Allá muevan feroz guerra
    ciegos reyes

En el primer ejemplo se separó “bramidos” de su complemento (los bramidos del negro mar). En el segundo ejemplo se separa el sujeto, “ciegos reyes”, del verbo “muevan” (ciegos reyes muevan allá feroz guerra).

El hipérbaton se usa en el leguaje oral y en el escrito; se usa en poesía y en prosa. Las siguientes dos frases provienen del ensayo “Nuestra América” de José Martí:

  • “No les alcanza al árbol difícil el brazo canijo (débil)” (No les alcanza el brazo débil al árbol difícil).

  • “De factores tan descompuestos, jamás, en menos tiempo histórico, se han creado naciones” (Jamás se han creado naciones de factores tan descompuestos en menos tiempo histórico).

El hipérbaton llega a ser una nota distintiva en la poesía española del siglo XVII; en algunos casos, como sucede con Góngora, el uso (abuso) del hipérbaton llega a dificultar la comprensión de sus poemas. Veamos los dos primeros versos de su “Fábula de Polifemo y Galatea”:

Estas que me dictó rimas sonoras,
culta sí, aunque bucólica, Talía

Por una parte, la frase de relativo “que me dictó” no sigue el orden normal, pero mucho más fuerte es la separación del adjetivo demostrativo “estas” del sustantivo “rimas”: “Estas rimas sonoras que me dictó Talía, culta aunque bucólica, …”.

 

(Gómez-Martínez)

Proyecto Ensayo Hispánico