Géneros | Narrativa | Poesía | Ensayo | Teatro | Autores | Textos | Contextos | Glosario | Pruebas | Ayuda

La rima
Tipos de rima

Denominamos rima a la igualdad de los sonidos en las últimas palabras de dos o más versos a partir de la última vocal con acento de intensidad. La igualdad de los sonidos puede referirse a todas las letras a partir de la última vocal acentuada, o solamente a las letras vocales. Así, en una primera clasificación hablamos de rima consonante y de rima asonante. Otro tipo de clasificación hace referencia a cómo se combina la rima y entonces hablamos de rima continua, rima cruzada, rima abrazada, rima gemela, rima interna.

La rima se marca con letras mayúsculas (ABC) cuando se refiere a versos de arte mayor (versos de nueve o más sílabas), y con letras minúsculas (abc) cuando hacemos referencia a versos de arte menor (versos de ocho o menos sílabas).

  • Los versos tienen rima consonante cuando todos los sonidos son iguales a partir de la última vocal tónica:

Oye mi ruego Tú, Dios que no existes,             A
y en tu nada recoge estas mis quejas,                B
tú que a los pobres hombres nunca dejas          A
sin consuelo de engaño. No resistes                 B
(Miguel de Unamuno, “Oración del ateo”)

  • Los versos tienen rima asonante cuando sólo las vocales son iguales a partir de la última vocal tónica:

Llegué a la pobre cabaña          a
en días de primavera.              
 b
La niña triste cantaba,               a
la abuela hilaba en la rueca.     
 b
(Rubén Darío, “Rimas”)

  • Denominamos rima continua cuando los versos repiten la misma rima. En la época medieval fue muy frecuente el verso culto con rima continua consonante (AAA). La rima en los romances populares es continua y asonante en los versos pares (-a-a-a):

Estaba en medio un laurel anciano,                    A
los ramos bien espesos, el tronco muy sano,    
 A
cubría la tierra un vergel muy lozano:    
            A
siempre estaba verde invierno y verano.            A
(“Libro de Alexandre”)

—Compañero, compañero,      -
casóse mi linda amiga
            a
casóse con un villano,               -
que es lo que más me dolía.      a
Irme quiero a tornar moro         -
allende la morería;                    a
cristiano que allá pasare            -
yo le quitaré la vida.                 a
(Romance)

  • Denominamos rima cruzada o alterna cuando los versos de una estrofa riman el primero con el tercero y el segundo con el cuarto (ABAB):

Juventud divino tesoro,                         A
¡ya te vas para no volver!                     B
Cuando quiero llorar no lloro…            A
y a veces lloro sin querer.                     B
(Rubén Darío, “Canción de otoño en primavera”)

  • Denominamos rima abrazada cuando dos versos que riman, abrazan (encierran) a otros dos versos con la misma rima (ABBA):

Bajo el dosel de gigantesca roca                       A
yace el titán, cual Cristo en el Calvario,
            B
marmóreo, indiferente y solitario,                      B
sin que brote el gemido de su boca.                  A
(Julián del Casal, “Prometeo”)

  • Denominamos rima gemela o pareada a la que se establece entre dos versos seguidos. Es la rima en los pareados (estrofas de dos versos), pero también se usa en otras variedades estróficas, como en la octava real (en los versos siete y ocho).

No son símbolos vuestros las estrellas,
pues sois los dioses símbolos de ellas.
                              (Manuel Mantero)

La primavera ha venido.
Nadie sabe como ha sido.
         (Antonio Machado)

  • Denominamos rima interna a la rima que tiene lugar en el interior de un verso; es decir, en un lugar distinto del final del verso. Los dos ejemplos que anotamos a continuación presentan también dos modalidades de rima interna. El primero, de Rubén Darío, posee dos rimas independientes, una al final del verso y otra en la quinta sílaba que divide al verso en dos hemistiquios. El segundo ejemplo, de Garcilaso de la Vega, la rima se establece entre el final del verso y la rima interna:

En la fresca flor el verso sutil;
el triunfo de Amor en el mes de abril:
Amor, verso y flor, la niña gentil.
                         (Rubén Darío)

Estaba con un brío desdeñoso,
con pecho corajoso, aquel valiente
que contra un rey potente y de gran seso,
que el viejo padre preso le tenía,
                          (Garcilaso de la Vega)

 

(Gómez-Martínez)

Proyecto Ensayo Hispánico