Géneros | Narrativa | Poesía | Ensayo | Teatro | Autores | Textos | Contextos | Glosario | Pruebas | Ayuda

Reflexiones para la lectura

“Mi religión”

Hemos seleccionado el ensayo “Mi religión” de Miguel de Unamuno por varias razones: a) proporciona un contexto para los otros dos textos suyos que incluimos en la antología de este curso (“La oración del ateo” y San Manuel Bueno, mártir); b) en los tres textos confronta Unamuno su relación con Dios; c) refleja la renovación del lenguaje que se inicia en España con la Generación del 98; d) es característico del estilo de Unamuno; e) es un “modelo” de ensayo en el sentido que hace uso de las características del ensayo más importantes.

  • Al estudiar las características de la narrativa hemos hablado del marco con que frecuentemente se inicia una narración. También en este ensayo, Unamuno hace uso de un marco cerrado, ¿qué función, según la retórica del ensayo, tiene el marco en “Mi religión”?
  • “Mi religión” desarrolla una reflexión filosófica, pero, según las características del género, un buen ensayo debe evitar la terminología especializada ¿Qué términos especializados usa Unamuno y cómo los usa?
  • Un buen ensayo busca dialogar con los lectores, ¿Dialoga Unamuno con sus lectores).
  • Casi al final del ensayo Unamuno dice: “Es obra de misericordia suprema despertar al dormido y sacudir al parado, y es obra de suprema piedad religiosa buscar la verdad en todo y descubrir dondequiera el dolo, la necedad y la inepcia.” ¿Cómo podemos interpretar esta frase? Es posible que al estudiar la narrativa haya leído San Manuel Bueno, mártir, si lo ha leído, ¿cómo compara esta posición en el ensayo con la que Unamuno desarrolla en la novela?
  • “Y yo no quiero dejarme encasillar, porque yo, Miguel de Unamuno, como cualquier otro hombre que aspire a conciencia plena, soy una especie única. ‘No hay enfermedades, sino enfermos’, suelen decir algunos médicos, y yo digo que no hay opiniones, sino opinantes”. Esta cita, y otras muchas en el texto, muestra de modo explícito el “yo” del autor, ¿Qué función tiene en el ensayo?
  • Unamuno nos dice en su ensayo: “Mi empeño ha sido, es y será que los que me lean, piensen y mediten en las cosas fundamentales, y no ha sido nunca el de darles pensamientos hechos. Yo he buscado siempre agitar, y, a lo sumo, sugerir, más que instruir.” En su opinión ¿consigue Unamuno su objetivo?
  • “El que siendo bueno cree en un orden trascendente, no tanto es bueno por creer en él cuanto que cree en él por ser bueno.” “Mi religión es buscar la verdad en la vida y la vida en la verdad.” En estas dos frases, y en otros lugares en el texto, Unamuno hace uso de una estructura muy peculiar en su modo de escribir (bueno-creer – creer-bueno; verdad-vida – vida-verdad), ¿podemos considerar este recurso como una expresión de su voluntad de estilo?
  • En varias ocasiones, Unamuno construye su texto a través de paradojas, ¿dónde las usa y, en su opinión, qué sentido tienen?

 (Gómez-Martínez)

Proyecto Ensayo Hispánico