Teoría, Crítica e Historia

INICIO    |    CRONOLOGÍA    |    LEGISLACIÓN    |    ESTUDIO    |    ÍNDICE DE TEMAS

La abolición de la esclavitud
y el mundo hispano


Proyecto de Ley sobre la abolición de la esclavitud
(Presentado a las Cortes el 28 de mayo de 1870)

 

Artículo 1.° Todos los hijos de madres esclavas que nazcan después de la publicación de esta ley son declarados libres.

Artículo 2.°  Todos los esclavos nacidos desde el 18 de Septiembre de 1868 hasta la publicación de esta ley son adquiridos por el Estado mediante el pago a sus dueños de la cantidad de 50 escudos.

Artículo3.° Todos los esclavos que hayan servido bajo la bandera española, o de cualquier manera hayan auxiliado a las tropas durante la actual insurrección de Cuba, son declarados libres. El Estado indemnizará de su valor a los dueños si han permanecido fieles a la causa española; si pertenecieren a los insurrectos, no habrá lugar a indemnización.

Artículo 4.°  Los esclavos que a la publicación de esta ley hubieren cumplido 65 años son declarados libres sin indemnización a sus dueños. El mismo beneficio gozarán los que en adelante llegaren a esa edad.

Artículo 5.° Todos los esclavos que a título de emancipados o por otra causa cualquiera pertenezcan al Estado, entrarán desde luego en pleno ejercicio de sus derechos civiles.

Artículo 6.°  Los libertos por ministerio de esta ley, de que hablan los artículos 1 y 2, quedarán bajo el patronato de los dueños de la madre.

Artículo 7.° El patronato a que se refiere el artículo anterior impone al patrono la obligación de mantener a sus clientes, vestirlos, asistirlos en sus enfermedades, darles la enseñanza primaria y la educación necesaria para ejercer un arte o un oficio.
El patrono adquiere todos los derechos del tutor, pudiendo a más aprovecharse del trabajo del liberto sin retribución alguna hasta la edad de 18 años.

Artículo 8.°  Llegado el liberto a la edad de 18 años, ganará la mitad del jornal de un hombre libre. De este jornal se le entregará desde luego la mitad, reservándose la otra para formarle un peculio, de la manera que determinen disposiciones posteriores.

Artículo 9.°  Al cumplir los 22 años, el liberto adquirirá el pleno gozo de sus derechos civiles, y se le entregará su peculio.

Artículo 10.° El patronato es trasmisible por todos los medios conocidos en derecho.
Los padres legítimos o naturales que sean libres, podrán reivindicar el patronato de sus hijos abonando al patrono una indemnización por los gastos hechos en beneficio del liberto.
Disposiciones posteriores fijarán la base de esta indemnización.

Artículo 11.° El gobernador superior civil formará en el término de un mes desde la publicación de esta ley, las listas de los esclavos que estén comprendidos en los artículos 2 y 5.

Artículo 12.° Los libertos de que habla el artículo n}anterior quedarán bajo el patronato del Estado.
Este patronato está reducido a protegerlos, defenderlos y proporcionarles medio de ganar su subsistencia.
Los que prefieran volver al África, serán conducidos a ella.

Artículo 13.° Los esclavos a que se refiere el artículo 4° podrán permanecer en la casa de sus dueños, que adquirirán en este caso el carácter de patronos.
Cuando hubieren optado por continuar en la casa de sus patronos, será potestativo en estos retribuirles o no; pero en todo caso, así como en el de imposibilidad física para mantenerse por sí, tendrán la obligación de alimentarlos, vestirlos y asistirlos en sus enfermedades, así como el derecho de ocuparlos en trabajos adecuados a su estado.

Artículo 14.°  Si el liberto por su voluntad saliere del patronato de su antiguo amo, no tendrá ya efecto para con éste las obligaciones contenidas en el precedente artículo.

Artículo 15.°  El Gobierno arbitrará los recursos necesarios para las indemnizaciones a que dará lugar la presente ley, por medio de un impuesto sobre los que aún permanezcan en esclavitud.

Artículo 16.° Toda ocultación que impida la aplicación de los beneficios de esta ley será castigada con arreglo al título XIII del Código penal.

Artículo 17.°  Se formará un censo de esclavos. Todo el que no aparezca inscrito en él será declarado libre.

Artículo 18.°  El Gobierno dictará un reglamento especial en cumplimiento de esta ley.

Artículo 19.°  El Gobierno queda autorizado para tomar cuantas medidas crea necesarias a fin de ir realizando la emancipación de los que queden en servidumbre después del planteamiento de esta ley, dando en su día cuenta a las Cortes.

Madrid 28 de Mayo de 1870 – El ministro de Ultramar, Segismundo Moret y Prendergast.

 

[Fuente: Diario de Sesiones de las Cortes Constituyentes. Apéndice primero al número 292, 28 de Mayo de 1870. Castelar en su discurso hace referencia a la enmienda que él propuso al artículo 21 de la versión del Proyecto de Ley que la Comisión presento a las Cortes el 4 de junio de 1870]

 

© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

PROYECTO ENSAYO HISPÁNICO
Home / Inicio   |    Repertorio    |    Antología    |    Crítica    |    Cursos