Don Juan Manuel

 

Libro del cauallero et del escudero
(1326)

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León

NOTA INTRODUCTORIA

El Libro del cauallero et del escudero, compuesto por Don Juan Manuel hacia 1326 y, por lo tanto, inmediatamente antes de sus dos obras principales –el Libro de los Estados y el Conde Lucanor– fue uno de los más apreciados por el autor según se desprende de sus propios escritos. Como consecuencia de la semejanza de algunos de sus pasajes iniciales con el comienzo del Libro del orden de caballería de Ramón Llull, así como por las alusiones que hace Don Juan Manuel a las cosas que halló en un libro, su estimación, como obra literaria y como documento filosófico, moral y científico, se ha visto mermada durante un largo periodo de tiempo: desde que Francisco de Paula Canalejas estableciera en el año 1868 la concomitancia entre ambos escritos, y hasta que críticos actuales como Angel Benito y Durán (1972), Daniel Devoto (1972) o Gladys Isabel Lizabe (1988), entre otros, pusieran de relieve las esenciales diferencias en cuanto al sentido y el tono que caracterizan a una y otra obra, las cuales, no obstante, pertenecen a la misma tradición literaria y filosófica de la formación caballeresca.

La obra manuelina constaría de cincuenta y un capítulos –incluidos el prólogo y comienzo– si no fuera por la irreparable pérdida de los folios del manuscrito en los que debían encontrarse los capítulos entre el cuarto y el decimosexto; unos capítulos cuya temática, no obstante, ha sido objeto de algunos intentos de reconstrucción a partir de las referencias al Libro de la cavalleria –obra de Don Juan Manuel perdida en su totalidad– y al mismo Libro del cauallero et del escudero que el propio autor hiciera en los capítulos XC y XCI del Libro de los Estados. Así, por ejemplo, cabe destacar el estudio de Barry Taylor (1984), "Los capítulos perdidos del "Libro del cavallero et del escudero" y el "Libro de cavalleria"" en el que, con las referencias mencionadas y mediante el análisis de la tradición en la que se inserta la obra, llega a aventurar, incluso, los posibles títulos de dichos capítulos perdidos, con gran crédito entre los estudiosos de la literatura medieval. Unida a esta pérdida de valor inestimable el manuscrito 6376 de la Biblioteca Nacional de Madrid, perteneciente a un no muy riguroso copista del siglo XV, existen algunos vacíos y algunos errores que edición tras edición se han ido subsanando, si bien con las oportunas explicaciones que aquí se omiten, pero se señalan.

El Libro del cauallero et del escudero, que al lado del sentido filosófico y moral de la formación caballeresca se configura como un pequeño compendio de los saberes naturales del momento, está construido a través de una sencilla ficción novelesca que comienza con la convocatoria de cortes por parte de un rey ideal y a las cuales se dirige un joven y no muy hacendado escudero para ser investido. Es aquí donde el texto se interrumpe para reanudarse en el capítulo XVII en el que un caballero anciano está respondiendo a las preguntas que supuestamente le ha planteado con anterioridad el caballero aprendiz. Se trata de un primer acercamiento formativo a propósito de las ideas generales sobre la caballería, la composición de la sociedad de los estados y, asimismo, sobre cuál es el mayor pesar y el mayor placer de este mundo. El anciano caballero insta al joven aprendiz a seguir su camino a cortes. Una vez investido y galardonado con fama y haciendas regresa a la ermita donde se hallaba el caballero anciano con la intención de seguir su aprendizaje; sin embargo, este no puede acometer la tarea y el joven caballero parte hacia su reino donde vive dignamente hasta que, acuciado por la necesidad de aprender, visita nuevamente al anciano ermitaño. Es en esta tercera visita donde tiene lugar el mayor despliegue del saber enciclopédico por parte del anciano, siempre acompañado de los pertinentes consejos acerca del buen obrar. Una vez concluido el proceso de formación, muere el caballero ermitaño –no sin antes recibir los sacramentos de la Iglesia– y es enterrado por su discípulo tal como aquel le había pedido. Concluye el texto con el regreso del joven caballero a su tierra, con la noticia de que este viviría allí muy apreciado y lleno de honra. Asimismo, con un colofón en latín que no todas las ediciones han incluido.

La transcripción

El presente texto no constituye una edición crítica ni comentada sino solamente una reproducción textual para efectos consultivos y, en ese sentido, no han sido añadidas notas informativas a pie de página, ni sobre cuestiones lingüísticas ni tampoco sobre el contenido. Se trata, según se ha apuntado, de una reproducción del manuscrito 6376 de la Biblioteca Nacional de Madrid y para la transcripción hemos utilizado, principalmente, la que nos parece la mejor versión realizada hasta la fecha: la edición crítica de José Manuel Blecua, publicada por la editorial Gredos en 1981, la cual recomendamos a los efectos del estudio filológico de la obra.

Especialmente, pertenecen a esta edición las correcciones, adiciones y reconstrucciones de texto, las cuales aparecen entre corchetes. Asimismo, las adecuaciones ortográficas que, en todo caso, se han reducido al mínimo imprescindible con el objeto de no alterar el carácter irregular de la ortografía de la época: se mantiene la distinción gráfica v y u y, asimismo, entre i y j, aun cuando fonéticamente pudiera convenir un cambio de grafía como en cauallero, iustiçia, etc.; se respetan las consonantes dobles como cc en peccado, ss en assi, ff en affeytandolas, incluso la nn como en sennor; también las vocales dobles como ee en seer o en veer; se mantiene, asimismo, la grafía ph como en aphorimas; no se regulariza la ortografía en lo que se refiere al uso, a veces aleatorio, de algunas grafías c y ç, b y v, z y c, etc.

Sin embargo, la R mayúscula, al principio de palabra, se transcribe como r minúscula, pero cuando aparece en el interior de la palabra se transcribe como rr; el signo tironiano de e, et se transcribe siempre como et; no se transcriben las mayúsculas que servían para indicar las pausas en la lectura y, por el contrario, se emplea la puntuación actual. La m con tilde de como se transcribe mm: commo; la grafía § se transcribe como s; no se separan las voces connel, connellos, connellas, dellos ("de ellos"), dellas (de ellas), destas, etc. ; se separan, en cambio, las voces delos, delas, dellos ("de los") dellas ("de las") enla, enlo, ael, alo, etc. en los casos en que aparecen unidas. En estos casos, y para hacer más cómoda la lectura y la búsqueda de texto, no hemos adoptado la señalización mediante punto que, por ejemplo, utiliza la edición de Blecua para indicar la unión en el manuscrito. Los espacios en blanco del manuscrito, a veces varias líneas, se han suplido con puntos suspensivos entre corchetes: [...]; del mismo modo, se han transcrito entre corchetes las n y l preconsonánticas cuando estas han sido omitidas por el autor o por el copista.

BIBLIOGRAFIA

  • Benito y Durán, A. Filosofía del Infante Don Juan Manuel. Alicante: Excma. Diputación Provincial de Alicante. 1972.
  • Blecua, J. M. Don Juan Manuel, Obras Completas. Tomos I y II. Madrid: Gredos. 198 y 1983.
  • Castro y Calvo, J. M. y de Riquer M. Obras de Don Juan Manuel. Barcelona: Consejo Superior de Investigaciones Científicas. 1955.
  • Devoto, D. Introducción al estudio de Don Juan Manuel y en particular del Conde Lucanor. París: Ediciones Hispano-Americanas. 1972.
  • Lizabe de Savastano, G. I. Don Juan Manuel y la tradición de los tratados de caballería: el "Libro del cavallero et del escudero" en su contexto. Siracusa: Syracuse University. 1988.
  • Taylor, B. "Los capítulos perdidos del "Libro del cavallero et del escudero" y el "Libro de la cavallería"". En Incipit, IV (1984): 51-69.

 

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León
dmpmvp@unileon.es

Índice

Siguiente

© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces