Don Juan Manuel

 

Libro del cauallero et del escudero
(1326)

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León

CAPITULO XXº
Commo el cauallero anciano responde al escudero qual es [el] mayor pesar.

Otrosi, a lo que me preguntaste qual es [el] mayor plazer o el mayor pesar que omne podria auer, fijo, sin dubda esta es pregunta grande, ca en esto si acaeçen la voluntad et la razon. Ca muchos omnes ay que toman muy grant pesar de cosas que con razon non lo debian tomar tan grande. Otrosi por que el mundo es lleno de pesares, et los entendimientos et las uoluntades de los omnes son de muchas maneras et muy departidas, non vos podria ninguno dezir qual es el mayor pesar que todos los omnes pueden aver. Ca vnos toman muy grant pesar quando non se les faze lo que ellos quieren, et tiene[n] aquello por muy grant pesar; otros lo toman muy grande quando pierden algo de lo que an; otros, quando pierden parentes o personas de que se sienten mucho; otros, quando adolescen. Et asi, de todas las maneras de los pesares, por ende, non vos podria respuesta çierta dar qual es [el] mayor pesar de todos; ca los vnos toman pesar de lo vno et los otros de lo al; cada vno segund sus uoluntades et sus maneras, et non catan en ello razon. Mas el mayor pesar que omne puede et deue aver con razo[n] es quando por su merecimiento faze alguna cosa por que pierda la gracia de Dios. Ca si bien catare, [vera] quantas mercedes Dios le faze cadal dia, de quantos peligros le guarda et commo la su gracia non la puede perder si non por su grand merecimiento; et si la pierde, pierde en este mundo todo el bien que en el puede auer, et es aparejado para le venir todo mal. Et otrosi pierde el Parayso para que Dios le crio, de que omne del mundo non podria contar el vien et el plazer que y a para sienpre, et es judgado paral Infierno, do a tanto mal et tanta pena sin fin, que se non puede dezir. Et asi deuedes entender que con razon este es el mayor pesar que omne puede auer, ca todos los otros pesares son de cosas sennaladas, et avn que aya pesar de aquellos, puede auer plazer en otros; et estos pesares que ouiere cadal dia le pueden menguar et pueden le acaeçer cosas por que en aquellos fechos mismos en que tenia pesar puede tomar plazer. Et avn por mucho que el pesar dure, non puede durar sinon quanto visquiere en este mundo; mas el que por su mala ventura perdiere por sus merecimientos la gracia de Dios, pierde todos los plazeres et cobra todos pesares, et este mal nunca avra acabamiento. [Et] asi podedes entender que sin dubda ninguna este es con razon el mayor pesar de todos los pesares.

 

Índice

Siguiente

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León
dmpmvp@unileon.es

 

© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces