Don Juan Manuel

 

Libro del cauallero et del escudero
(1326)

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León

CAPITULO XXI[I]º
Commo el cauallero, desque ovo respondido a las preguntas del escudero,
le dio por ofiçio que non dexasse su camino para las
cortes del rey.

Et agora, fijo, vos he respondido lo mejor que yo pude a las preguntas que yo entendi que vos cunplian para el vuestro estado, de las que me fiziestes, et a las otras que vos non respondi, dexolo por que cuydo que vos non fazen tan grant mengua de las saber, et por que si las queredes deprender, que fallaredes qui vos las podran mostrar. Et pues esto asi es, consejar vos ya que non dexasedes vuestro camino. Et sabe Dios que yo non digo esto por que yo grant plazer non tome [con vuestra] conpania; mas fagolo por que querria que por el plazer que yo conbusco he, que non perdiessedes vos nada de la vuestra fazienda. Ca todo omne que a otro conseja deue catar en el consejo que da mas la pro de aquel a quien conseja que la suya; et si asy non lo faze, non es leal consejero. Pero si, guardando primera mente la pro de aquel a qui conseja, saca para si alguna pro de aquel consejo que da, deuese tener por de buena ventura.

 

Índice

Siguiente

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León
dmpmvp@unileon.es

 

© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces