Don Juan Manuel

 

Libro del cauallero et del escudero
(1326)

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León

CAPITULO XXIIIº
Commo el escudero gradeçio mucho al cauallero anciano lo quel mostro,
et le rogo que tomase del lo que quisiesse.

Quando el escudero oyo todas estas respuestas et entendio quel conplia[n] para lo que el avia mester, et otrosi que se avia alli detenido tan poco por que non perderia nada de su camino, gradeçiolo mucho a Dios et tobose por muy de buena ventura. Et por ende dixo al cauallero:

–Sennor, yo gradesco mucho a Dios et a vos el vien que me a venido de la vuestra vista, et cred que yo me tengo por muy tenudo de vos seruir e[n] toda la mi vida, et pido vos, por Dios et por vuestra vondat, que si de alguna cosa de lo que yo aqui troxe vos puedo servir, o vos cunple, que lo tomedes, et que tengades que de aqui adelante vos seruire quanto pudiere muy de buena mente.

Et [e]l cauallero le gradeçio mucho lo que dezia, et si se pago de alguna cosa de lo quel traya, tomolo mas por mostrarle buen talante que por otro plazer que en ello fallasse, et prometiole que sienpre rogaria a Dios por el. Entonçe se despidieron, llorando mucho, con plazer; [et] el omne bueno acommendolo a Dios et diol su bendicion.

 

Índice

Siguiente

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León
dmpmvp@unileon.es

 

© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces