Don Juan Manuel

 

Libro del cauallero et del escudero
(1326)

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de Leˇn

CAPITULO XXVI║
Commo el cauallero nouel se partio del cauallero anšiano et se fue para su tierra,
et depues commo dexo su tierra con grant
deseo [de veer] al cauallero anšiano.

Depues que el cauallero nouel se partio del cauallero anšiano que fincaua en la hermita, commo avedes oydo, enpešo su camino para su tierra. Et por que entendio que viniera muy onrado et muy bien andante de casa de su sennor, auia muy grant talante de llegar a su tierra por que oviese plazer con sus parientes et con sus amigos. Cada vna de las plazenteras cosas que en el mundo ha [es] beuir omne en la tierra do es natural, et mayor mente si Dios li faze tanta meršed que puede bebir en ella onrado et prešiado. Et tan plazentera [es] esta manera de vida, que asi enganna muchos que escojen ante de beuir en ella que en tierra estranna en que fuessen šiertos que podrian passar muy onrada mente. Et sin dubda esto es grant yerro et grant enganno; ca el que tiene mientes por llegar [a] algun bien et a buen estado, non deue dexar el plazer de la voluntad de beuir et de gra[n]desšer do quier que mas pudiere lleuar su onra adelante.

Et desque llego a su tierra, fue muy bien rešebido de todas las gentes, tan bien de los parientes commo de los estrannos: ca la bien andanša et el poder et la riqueza faze seer a omne mas amado et mas prešiado de las gentes de quanto non seria si tan bien andante non fuesse. Ca muchos siruen et se fazen parientes del omne mientre [ha] buena andanša, que si la non oviere, quel non catarian de los ojos si topassen connel en la carrera.

Et desque ouo morado en su tierra, commo quier que beuia en ella muy onrado et muy bien andante, non pudo oluidar nin sacar de su corašon el deseo que avia de fablar con el cauallero anšiano que fincaua en la hermita. Ca tan plazentera et tan aprouechosa cosa es para los buenos et para los entendudos el saber, que non lo pueden olbidar nin por los bienes corporales. Et por ende acordo de yr beer al omne bueno. Et esto fazia el por dos cosas: la vna, por saber la repuesta de las preguntas quel fiziera a que avn non le respondiera; et la otra, rešelando que si el omne bueno moriesse ante que a estas le oviesse respondido, que por auentura non fallaria otro que tan conplida mente le pudiesse responder. Et dexo su fazienda en su tierra con buen recabdo et acomendola atales de que era šierto que quando el viniesse, quel fallaria tan bien enderašada commo si el ende non se partiesse. Ca el que de su tierra se parte conuiene que tal recabdo dexe en ella, que quando uiniere, que falle que non le enpešio la su partida dende. Et [el] que su fazienda quiere fiar en otro, conuiene que escoja atal de que sea šierto que nunca se ar[r]epienta del poder quel diere, et que sienpre querra mas la pro et la onra del sennor que la suya. Et desque esto ovo fecho en esta manera, tomo en su conpanna lo que entendio quel conplia et fue veer al cauallero anšiano que dexara en la hermita. Et desque llego, plogol mucho al omne bueno, et commo quier que estaua flaco, recibiolo muy bien; et tomaron amos muy grant plazer desque en vno se ayuntaron.

 

═ndice

Siguiente

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de Leˇn
dmpmvp@unileon.es

 

ę JosÚ Luis Gˇmez-MartÝnez
Nota: Esta versiˇn electrˇnica se provee ˙nicamente con fines educativos. Cualquier reproducciˇn destinada a otros fines, deberß obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

 

Home Repertorio AntologÝa TeorÝa y CrÝtica Cursos Enlaces