Don Juan Manuel

 

Libro del cauallero et del escudero
(1326)

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León

CAPITULO XLVIIº
Commo el cauallero anciano responde al cauallero nouel que cosa es la mar.

A lo que me preguntastes que cosa es la mar et para que fue fecha, fijo, commo quier que los caualleros a las vegadas vsan de fazer cauallerias sobre mar, pero saber que cosa es la mar perteneçe mas a la sçiençia et a la arte de las naturas que a la arte de la caualleria. Por ende non uos deuedes marabillar si conplida mente non vos pudiere responder a ello. Pero dezir vos he vna cosa que acostunbran todos a dezir de la mar.

Fijo, todos los omnes dizen que la mar sienpre esta en vna de dos maneras: o esta en calma, o esta braua et sannuda. Et esta calma et esta braueza sienpre acaesçe en la mar segund el viento que en ella faze. Ca si el viento es muy grande et muy fuerte, es la braueza de la mar muy grande et muy fuerte, et quanto el viento es menor, es la su fuerça mas pequenna, et en quanto ningun viento non faze, non es la mar sannuda, ante esta en calma et mas asegurada. Et, fijo, tienen los sabidores que en esta misma guisa conteçe a los grandes sennores: que asi commo la mar es grande et cabe[n] en ella muchos nabios et muchas cosas de que los omnes se pueden aprouechar, et ella de su naturaleza, si el viento non la muebe, sienpre esta queda et mansa, commo dando a entender quel plaze que las gentes anden por ella et se aprouechen et se mantengan con las cosas aprouechosas que en ella son; mas quando el viento fiere en ella, faze la ensannar, et muchas vezes tan grande es la fortaleza de la su sanna, que faze perder quales quier nabios que en ella sean. Fijo, bien asi es et deuen ser los grandes sennores, ca ellos de su naturaleza sienpre deuen ser mansos et de buen talante, et deuen querer que todas las gentes, de qual manera que sean, quepan en la su merçed et viuan et se mantengan et se aprouechen en lo que ellos an. Mas quando les fazen cosas desaguisadas, por fuerça se an de ensannar et de enbrauesçer; [et] segunt las cosas desaguisadas que les fazen, asi creçe la sanna et la braveza. Et tantas pueden ser las cosas desaguisadas que contra ellos sean fechas, que en [tal] guisa sera toda la sanna et la braueza, que muchas de uezes reçiben ende danno los culpados et los que son sin culpa. Et por que vi yo que muchas vegadas acaeçio esto, et passe por ello, vos puedo fablar en esto mas verdadera mente que en la pregunta que me fiziestes que cosa es la mar. Pero lo que yo ende cuydo, dezir uos lo he.

Digo vos que yo tengo que la mar es cosa que crio Dios et que es ayuntamiento de todas las aguas et todas las aguas salen della et tornan a ella. Et commo quier que el agua de la mar es salada et amarga, et las otras aguas que salen della son de muchas maneras et an muchos sabores, esto non es por que estos sabores ayan de la mar, mas es por el sabor que toman de los logares por do passan por los cannos de la tierra.

Et la razon que yo tengo por que nuestro Sennor Dios la fizo es por mostrar en ella su grant poder, [et] por que los omnes se siruan et se aprouechen de los pescados et de las cosas aprouechosas que en ella son.

 

Índice

Siguiente

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de León
dmpmvp@unileon.es

 

© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces