Don Juan Manuel

 

Libro de los Estados
(1330)

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de Leˇn

[Libro primero]

[Capitulo XLIX]

El xlviiii║ capitulo fabla en commo dixo el infante a julio que sabia muy bien que los enperadores [de los cristianos] que se fazen en Roma, que sienpre se fazen por esleyšion, et son sienpre los esledores vn rey et tres duques et tres aršobispos.

–Vos sabedes muy bien que los enperadores de los christianos, que se llaman enperadores de Roma, que se fazen por eslecšion, et son sienpre los esleedores vn rey et tres duques et tres aršobispos, et eslenlo primera mente por rey de Alimania, et luego que lo an esleydo, a de ir šercar vn lugar, et a lo de tener quarenta dias šercado, et si en aquellos quarenta dias viniere alguno que lo pueda fazer desšercar aquel lugar, non vale la esleyšion, et si non lo puede levantar de aquel lugar, entreganle luego aquel lugar, et a de yr a otro castillo, do esta la corona con que lo an a coronar por rey de Alymania. Et si non le puede ninguno enbargar el coronamiento, luego que es coronado et es rey de Alimania, es electo para enperador. Pero non puede nin deve vsar del enperio fasta que sea confirmado del papa et aya rešebido las coronas, que son tres. Pero si la esleyšion fuere fecha commo deue, develo el papa confirmar et non destoruarlo en ninguna manera; ante deue fazer quanto pudiere con derecho por que el electo sea confirmado. Et despues deuen seer muy bien avenidos; ca lo demas, entre ellos esta el mantinimiento del mundo. Que asi commo Dios fizo en el šielo dos lumbres grandes –la una es el sol, para que alumbrase el dia, et la luna, que alunbrase la noche–, et bien asi touo por bien que fuese[n] en la tierra estos dos estados: el estado del papa, que deue mantener la eglesia, que es mantinimiento de los christianos et la clerezia et todos los estados de religion et avn los legos en lo spiritual, et el [del] enperador, [que] deue mantener en justišia et en derecho todos los christianos, sennalada mente a los que obedešen al enperio de Roma. Et algunos reys son agora que tienen que non deuen obedesšer a los enperadores, mas šierto es que en los tienpos antigos todas las gentes et los reys del mundo obedišieron a los enperadores de Roma, et despues que fue la ley de los christianos, et ordenaron que el enperador fuese electo et coronado et confirmado por las maneras que avedes oydo, tovieron las gentes que asi commo por el sol et la luna, que son dos cosas que alunbran el dia et la noche, que bien asi el papa et el enperador deuian mantener el mundo en lo spiritual et en lo tenporal. Que asi commo el sol, que es cuerpo muy claro, alumbra el dia et le da muy grant claridat, asi que los omnes pueden veer muy clara mente, asi el papa deve mantener muy linpia mente todos los fechos spirituales, por que muy clara mente puedan los christianos entender et usar de la sancta fe catolica para saluar las almas, que es la prinšipal cosa para que nuestro sennor Dios crio los omnes. Otrosi, commo el sol da claridat a la luna, que es cuerpo escuro, et la faze clara por que pueda alunbrar a la noche, que es cosa muy escura, bien asi el papa, que es gouernador et mantenedor de las cosas spirituales, deue dar exienplo et ayudar al enperador, por que pueda mantener et gouernar las cosas tenporales, que son muy escuras et muy tenebrosas et muy dubdosas et espantosas. Mas ayuntandose bien los fechos spirituales et tenporales, que son los estados del papa et del enperador, seran todos los fechos del mundo bien ordenados et bien mantenidos. Mas bien, asi commo a las vegadas acaesše que por alguna cosa que se mete entre el sol et la luna non envia el sol su claridat a la luna tan conplida mente commo deue, et por ende recibe la luna una grant mengua en si, a que llaman en la ast[r]ologia ‘eclipsi’, et a las vegadas la luna faze eclipsi al sol; pero veemos que mas vegadas paresše eclipsi en la luna que en el sol. Et esto es porque el sol es cuerpo mas noble et mayor et mas claro et mas alto, et puede mas vezes et mas ligera mente enbargar a la luna que la luna al sol, porque de todas estas cosas non es tan co[n]plida; ca la luna non es cuerpo tan noble, et es mas pequenna et escura, et es mas vaxa que el sol. Et otrosi, veemos que cada que estos eclipsis acaescen, que sienpre son danpnosos et nasše dellos grant mal; pero commo quier que nasše g[r]ant danno et mal quando en la luna acaesše eclipsi, es muy mayor mal et mayor danno quando acaesše el eclipsi en el sol. Todas estas cosas acaescen en los estados del papa et del enperador, ca quando por pecados et por la yra de Dios acaesše alguna descordia entre el papa et el emperador, rešibe el enperio muy grant mengua et muy grant danno, porque non rešibe del papa aquel consejo et aquella ayuda que deuia, asi commo quando la luna es menguada de la claridat del sol. Otrosi, quando el enperador faze alguna cosa contra el papa, por que se enbargue alguna cosa, porque non puede fazer sus fechos commo deuia, es muy grant mengua et muy grant danno para toda la Eglesia, que son los fieles christianos, que fincan todos en tiniebra et en escuredunbre, porque el sol non puede dar su claridad commo deue.

Et asi tengo, Julio, que pues todos estos peligros a en la elecšion et en el confirmamiento de los enperadores, que es ante que sola mente obre ninguna cosa en el inperio, que es muy peligrosa cosa de tomar omne tal estado, demas que entiendo que ay muchos peligros en las obras que a de fazer despues. Mas, porque se faria muy luengo si vos oviese a dezir ayuntando todos los peligros que yo entiendo en el estado de los enperadores, para el alma et para el cuerpo, desde el comienšo de la eslecšion fasta el acabamiento de la confirmašion, et los que ay despues en sus obras, quiero que departamos sobre los peligros que yo entiendo que son desde el comienšo de la eslecšion fasta el acabamiento de la confirmacion. Et desque sobre esto ayamos departido, et me o[v]yeredes respondido a ello con razon, despues fablaremos en los otros peligros que yo entiendo que puede aver en las sus obras para el alma.

 

═ndice

Siguiente

Miguel Vicente Pedraz
Universidad de Leˇn
dmpmvp@unileon.es

 

ę JosÚ Luis Gˇmez-MartÝnez
Nota: Esta versiˇn electrˇnica se provee ˙nicamente con fines educativos. Cualquier reproducciˇn destinada a otros fines, deberß obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

 

Home Repertorio AntologÝa TeorÝa y CrÝtica Cursos Enlaces