INTRODUCCIÓN

 

La publicación del primer número del Anuario Bibliográfico de Historia del Pensamiento Ibero e Iberoamericano ha sido acogida con entusiasmo en los medios intelectuales. Y si bien nuestro ojetivo fundamental era "llenar un vacío bibliográfico y facilitar así la difusión de lo pensado en el mundo hispánico", su repercusión ha comenzado a proyectarse más allá del ámbito de los países de habla española o portuguesa. Ha proporcionado también a los estudiosos del pensamiento hispánico una herramienta de trabajo y una prueba de la extraordinaria actividad intelectual que se está llevando a cabo en el seno de los distintos países iberos e iberoamericanos.

Como todo nuevo proyecto, este número dos del Anuario Bibliográfico no es todavía lo completo que se previó en su comienzo. Razones muy variadas, pero que serán superadas en los próximos números, impidieron incluir aquí las bibliografías correspondientes a varios de los países centroamericanos, Colombia y Paraguay. De todos modos, este segundo número del Anuario incluye ya 19 países y más del doble de entradas que el anterior (2181): a los países incluidos en el primer número se añaden ahora seis más: Costa Rica, Cuba, Ecuador, Perú, Puerto Rico y Uruguay. En el caso de estos nuevos países, la bibliografía incluye también el año 1986. De este modo complementamos al mismo tiempo el primer número del Anuario.

El uso de un concepto tan ambiguo como el de "pensamiento" para determinar el contenido del Anuario acarrea también problemas serios de interpretación, aun cuando estos no serán tan obvios en los próximos números, una vez quede formalizado el equipo de colaboradores. Se escogió el término por creer que el concepto mismo de "pensamiento" significa ya una liberación, mediante la cual damos cabida a los diversos medios de que hacen uso los pensadores ibero e iberoamericanos para superar el frecuente anquilosamiento de una filosofía académica todavía dominada por una servil imitación de modelos centroeuropeos y estadounidenses. Ello nos permite, además, incluir a pensadores como José Martí, Pedro Laín Entralgo o Eduardo Galeano, junto a otros más sistemáticos en su formulación como Carlos Vaz Ferreira o Xavier Zubiri. En términos generales se han tenido en cuenta las siguientes limitaciones:

1. Fieles al propósito de cubrir la historia del pensamiento ibero e iberoamericano, no se incluyen estudios sobre pensadores pertenecientes a otras culturas, excepto cuando su estudio está en función del pensamiento hispánico. Se omiten, por ejemplo, libros como el de Juan Luis Vermal, La crítica de la metafísica en Nietzsche, o el de Javier San Martín, La fenomenología de Husserl como utopía de la razón, o estudios como el siguiente de Pedro Laín Entralgo, La curación por la palabra en la antigüedad clásica. Pero sí se incluyen, por ejemplo, trabajos que estudian la obra de Laín Entralgo (José Luis Abellán, "Laín, filósofo de la cultura española"; Pilar Concejo, "Humanismo y sociabilidad en Laín Entralgo"); u otros aspectos como el estudio de John Walker, "Schopenhauer, Nietzsche y la tradición alemana en la obra de Eduardo Barrios".

2. Se establece en lo posible una diferencia entre los estudios de crítica literaria, sociológica, política, histórica, etc., y los que se centran en el pensamiento. Se omiten por ello mismo, por ejemplo, estudios literarios sobre la poesía o novela de Unamuno, al mismo tiempo que se incluyen, por parecernos legítimos, trabajos como el de Amancio Sabugo Abril, "La filosofía íntima de la poesía unamuniana"; el de Nelson R. Orringer, "Filosofía y filología en Unamuno"; el de Félix Cernuschi, "Algunos aspectos del desarrollo de la ciencia en la Argentina"; el de Eduré Domínguez, "La visión académica soviética sobre el Caribe y Centroamérica"; o el de Lucía Gálvez de Tiscornia, "La Iglesia en Argentina. Cuatro siglos de conflictos y enfrentamientos". No obstante, al revisar las entradas que se incluyen en este volumen, se hace obvia la necesidad de precisar con más exactitud lo que nos proponemos con el uso del término pensamiento, y deslindar con precisión su contenido en relación a otros campos afines como el de la sociología, la historia, las ciencias políticas o los escritos religiosos.

Este segundo número del Anuario Bibliográfico debe aceptarse todavía como una aproximación inicial que irá adquiriendo uniformidad y se irá complementando en números sucesivos. Faltan aquí revistas importantes y algunas secciones requieren una selección más cuidadosa. Todos estos y otros muchos detalles, ahora aparentes, se irán corrigiendo en los próximos números del Anuario. En cualquier caso, aun en la presente edición todavía fragmentaria, se presentan ya ciertas líneas de repercusión que antes sólo sospechábamos. Junto al interés por las figuras clásicas del pensamiento hispánico, destacan en esta bibliografía, como en la anterior, las entradas referentes a la "teología de la liberación" (107 en total), y lo que es mucho más significativo, el interés académico por este desarrollo original iberoamericano sigue siendo más sostenido fuera del mundo hispánico que dentro. Las mismas secciones nacionales parecen adquirir cierta personalidad en la que de algún modo se refleja su problemática nacional actual.

La estructura del Anuario es simple a la vez que funcional: consta de diecinueve secciones que corresponden a otras tantas bibliografías nacionales. Cada sección ha sido preparada por uno o varios colaboradores y consta de tres partes: 1. Libros y revistas con temas monográficos; 2. Artículos; 3. Indice de revistas consultadas. Dentro de cada parte se sigue un orden alfabético según el nombre del autor, con un número correlativo para todas las secciones. El volumen se complementa con una breve presentación de los colaboradores, una lista de las asociaciones profesionales que participan como "co-sponsor" y un índice de nombres. En este índice se incluyen no sólo los nombres de los autores y de los pensadores mencionados en los títulos, sino también los que se anotan en los breves comentarios que complementan algunas de las entradas bibliográficas. En próximos volúmenes se añadirá también un índice temático; en éste se individualizan únicamente dos temas: "bibliografías" y "teología de la liberación". El primero, con 57 entradas, porque complementa los propósitos de nuestro proyecto, y el segundo, con 107 entradas, por su obvia actualidad y repercusión global.

Con el objeto de facilitar a los estudiosos del pensamiento ibero e iberoamericano adquirir el Anuario Bibliográfico y fomentar al mismo tiempo la participación de las asociaciones profesionales en este proyecto, se ha acordado establecer una tarifa muy reducida de suscripción para los miembros de aquellas asociaciones locales, regionales o nacionales que soliciten su participación en calidad de "co-sponsor". En las páginas finales de este volumen se anotan con una breve descripción las asociaciones que participan ya en este proyecto.

El número tres del Anuario, que aparecerá en la primavera de 1991, corresponderá a los libros y artículos publicados en 1988, pero en él se incluirán también aquellos títulos pertenencientes a 1987 que involuntariamente se hayan omitido en este volumen.

 

José Luis Gómez-Martínez