Advertencia | Introducción | Cronología | Documentos | Índices | Bibliografía | Colaboradores

Teología de la liberación
y contexto literario

María Elena Bermúdez

“Influencia de la Iglesia: de la espada y la cruz
a la teología de la liberación”

Benjamín Forcano. “Influencia de la Iglesia: de la espada y la cruz a la teología de la liberación”. Cuadernos americanos 59 (1996): 121-133.

Benjamín Forcano establece, a través de siete breves calas, la presencia de la Iglesia en Iberoamérica, y señala las diferencias ideológicas entre dos tipos de teología. Sin embargo, las siete calas del estudio carecen de unidad propia y el tema central no se establece de manera directa. Más bien, el lector pasa de un tema a otro sin que se haya precisado cuál es el tema central del estudio; cuál es el mensaje que el autor está tratando de transmitir.

El estudio mismo se inicia directamente con la primera de estas calas, “El debate de las dos teologías presente ya en la Conquista” (121-123). Destaca aquí los dos polos opuestos que ha presentado la Iglesia desde los comienzos de la conquista. En 1511, Fray Antón de Montesinos censura a los colonizadores por sus brutalidades y comienza a cuestionar una actitud que a pesar de ser silenciada, seguirá vigente por más de medio siglo.

Ya en la segunda parte del estudio, “El problema real: el drama de la conquista sigue agravado” (123-124), el autor presenta con más claridad la problemática que quiere tratar en su estudio: “Tras la espada y la cruz, o tras los colonizadores modernos de chaqueta y corbata, subyace un problema de humanidad y justicia, de derechos pisoteados, que afecta a todo el hemisferio Sur y, en nuestro caso, a un subcontinente entero” (123). Para apoyar sus declaraciones, Forcano usa datos estadísticos controvertidos sobre el nivel de población en la América pre-colombina y sobre la reducción en el número de habitantes en México de 1519 a 1595. Igual sucede con los datos estadísticos sobre aspectos de la economía que existe actualmente en los países de Iberoamérica.

En la siguiente sección, “La protesta y el conflicto estallan en la conciencia eclesial” (124-125), Forcano utiliza los datos dados para hacer un planteamiento teológico del problema y destacar la representación que ha tenido la Iglesia a través de la historia colonizadora en Iberoamérica: “La Iglesia interviene en los procesos de la historia, arrogándose la representación de Dios y del Evangelio, pretendiendo de esa manera dar aval incuestionable a su quehacer, por muy terreno político que éste sea” (125). Forcano establece además que una de las razones principales del papel que ha jugado la Iglesia en la historia ha sido: “para asegurar su propio poderío y consistencia” (125). A través de su cuestionamiento, el autor formula una serie de preguntas retóricas que sólo sirven para poner énfasis en su mensaje, pero que en realidad no llega a contestar en su trabajo.

En la cuarta parte del estudio, “El dilema es ya ineludible: ¿centralidad de la Iglesia o de los marginado?” (126-127), Forcano comienza a mostrar cómo la Iglesia ha tenido un despertar y por primera vez comienza a cuestionarse su papel en la comunidad. También vuelve a señalar los dos tipos de teologías que él denomina como: “una teología restauracionista (añorando la conquista), y quienes sueñan con una teología liberadora” (126). Estos dos tipos de actitudes muestran la importancia que tiene la función de la Iglesia en la sociedad.

En la quinta cala, “Celebración de El Quinto Centenario: confluencia y conflictividad de dos teologías” (127-128), Forcano señala una vez más la versión que nunca ha sido escuchada sobre la conquista y la colonización de los países iberoamericanos y llega a la pregunta: “¿Todo lo ocurrido hasta ahora está provocando cambios en la teología dominante o estamos asistiendo con otro contexto de circunstancias a un intento de continuidad de la teología de entonces?” (127-128). Describe luego la “teología de entonces” en la sexta parte del estudio, “Rasgos principales de la teología de la Conquista” (128-130). En esta parte, Forcano hace un estudio de la imagen de Cristóbal Colón y lo que representaba para él y para la Corona la conquista de las tierras en Iberoamérica. El autor se centra en el uso de la religión como método y excusa para conseguir tierras, oro y mano de obra.

Ya para la séptima y última parte del estudio, “Por una evangelización alternativa y liberadora” (1130-133), Forcano muestra diferentes aspectos de cómo la evangelización durante la conquista pudo haberse hecho de maneras diferentes y cómo todavía esta evangelización puede ser una diferente y liberadora. Según el autor, para llegar a este tipo de liberación hay que prestar atención a las personas marginadas “para que lleguen a su conciencia y dignidad de sujetos históricos” (131). También destaca cómo este proceso inevitablemente llegará a ser conflictivo para lograr el cambio deseado. El autor termina su estudio con una cita de Giulio Girardi en donde se muestran palabras con un sentido de esperanza hacia la problemática presentada.

María Elena Bermúdez
Abril de 2003

[Referencia: Benjamín Forcano. “Influencia de la Iglesia: de la espada y la cruz a la teología de la liberación”. Cuadernos americanos 59 (1996): 121-133.]

 


© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

PROYECTO ENSAYO HISPÁNICO
Home / Inicio   |    Repertorio    |    Antología    |    Crítica    |    Cursos