Advertencia | Introducción | Cronología | Documentos | Índices | Bibliografía | Colaboradores

Teología de la liberación
y contexto literario

José Luis Gómez-Martínez

“En torno a una filosofía americana”

Leopoldo Zea. “En torno a una filosofía americana.” Cuadernos Americanos 3 (1942) 63-78.

Leopoldo Zea (1912) publica en 1942 un estudio programático seminal, “En torno a una filosofía americana,” que marca la pauta de los estudios filosóficos americanos hasta mediados de los años sesenta. Con la publicación de El positivismo en México en 1943, Zea establece un liderazgo intelectual que ha mantenido hasta nuestros días. De acuerdo a su estudio programático de 1942, la obra de Zea marca de modo preciso las diferentes etapas que ha seguido el pensamiento iberoamericanista desde la década de los cuarenta: primero recuperación del pasado filosófico con su obra sobre el positivismo, luego estableciendo los presupuestos para una filosofía iberoamericana, América como conciencia (1953), finalmente articulando el discurso de lo que Zea denomina filosofía de la liberación a través de obras como Dependencia y liberación en la cultura americana, 1974. En la década de los años ochenta, en respuesta a los procesos de globalización, Zea confronta el eurocentrismo filosófico desde una posición humanista que articula en Discurso desde la marginación y la barbarie, 1988.

En torno a una filosofía americana”: Bajo la influencia de Samuel Ramos, Francisco Romero y José Gaos, y en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, Zea publica en 1942 este estudio-manifiesto que buscaba motivar un protagonismo americano en el campo de las ideas y que dio origen a una prolongada polémica. Lo estructura en cinco partes complementarias que van a marcar el desarrollo del pensamiento iberoamericano durante tres décadas. En la primera parte plantea la interrogante de la posibilidad de una filosofía americana que libere al continente de la imitación de lo pensado en Europa. Su enunciado lleva explícito el resultado, pues el hecho mismo de “plantearse y tratar de resolver tal tema, independiente de que la respuesta sea afirmativa o negativa, es ya hacer filosofía americana puesto que trata de contestar en forma afirmativa o negativa una cuestión americana.” En la segunda parte inicia la enumeración de una serie de temas que buscan la singularidad americana. Parte aquí de que “lo que nos inclina hacia Europa y al mismo tiempo se resiste a ser Europa, es lo propiamente nuestro, lo americano.” Zea propone que el indagar en qué consiste esta inclinación y resistencia debe ser un tema prioritario de la filosofía americana. En la tercera parte señala que América se presenta como idea de lo que Europa debía ser: “América fue la utopía de Europa”; es decir, surge como tierra de proyectos que no le son propios. En la cuarta parte propone que, junto a los temas que surgen de la circunstancia americana, se estudien también los llamados universales (Ser, Tiempo, Dios, Muerte, etc.), pero que se haga desde la circunstancia americana. Concluye, en la quinta parte, señalando que América puede aportar a la cultura formas de existencia todavía inéditas, pero es necesario que lo americano no se proponga como fin, sino como punto de partida propio para luego elevarse a la comunidad humana.

Referencias: Leopoldo Zea. “En torno a una filosofía americana.” Cuadernos Americanos 3 (1942) 63-78; En torno a una filosofía americana. Mèxico: El Colegio de México, 1945; Filosofía de lo americano. México: Nueva Imagen, 1984, 34-49.

José Luis Gómez-Martínez
Febrero 2003

 


© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

PROYECTO ENSAYO HISPÁNICO
Home / Inicio   |    Repertorio    |    Antología    |    Crítica    |    Cursos