Carlos Mato Fernández
  

 

"DE LAS ESFERAS COSMICAS"

Esta invitación para participar en una publicación colectiva de homenaje a Don Arturo Ardao coincidió con la aparición del libro que yo esperaba con el mayor interés en razón de que él continúa la gran senda iniciada por Espacio e Inteligencia (Caracas 1983, Montevideo 1993).

En puridad, el actual tomo: Lógica de la Razón y Lógica de la Inteligencia es la segunda parte de una misma obra orgánica. Años ha, respondí a una invitación semejante efectuada por los amigos mexicanos con destino al N° 36 de los Cuadernos Americanos, de noviembre-diciembre de 1992. Una y otra vez me encontrará el maestro subrayando en ésta su creación filosófica más original, sin desmedro de sus más conocidos libros que otros valorarán polifacéticamente en el próximo volumen colecticio.

Partiríamos desde aquellas raíces donde comienzan y crecen y se articulan sus mejores ensayos conteniendo las meditaciones cosmológicas, antropológicas, histórico-culturales, psicológicas, axiológicas, ético-jurídicas, etc... (aunque para estos desarrollos debo remitir al lector hacia el primero de los dos libros, o, en su defecto, a mi reseña de los Cuadernos: “Inteligencia que esclarece”).

Continuaré naturalmente con breves referencias a las novedades de este segundo acto del gran impulso, donde culmina de manera sorprendente el mayor nivel de la filosofía en el Uruguay actual. Insisto en esta valoración para llamar la atención a todos los pensadores latinoamericanos, compensando así los factores históricos que han perjudicado la apreciación de estos escritos integrados por un núcleo de pensar fecundo, vigente, con futuro.

El contenido de ideas está ahora multiplicado debido a que abarcamos los volúmenes señalados. Sería imposible resumirlo con la brevedad que exige el presente caso, sino fuera porque el autor va enhebrando sus aforismos inspirados por las grandes realidades e idealidades investigadas paralelamente por los científicos y filósofos modernos.

Desde la primera lista aforística (bajo el subtítulo de Inteligencia y Razón páginas 149-152) escogeré varios fragmentos a mi gusto:

  • Son ígneos los más distantes extremos del Universo: la luz de la estrella y la lámpara.
  • Entre la estrella y la lámpara, todo el devenir de la materia, de la vida de la conciencia: la naturaleza y la historia.
  • La naturaleza misma deviene lumbre en el hombre.
  • La lumbre del hogar comienza cuando la fogata deviene resguardado fogón.
  • La luz de la razón ilumina; la lumbre de la inteligencia ilumina y calienta.
  • Es la lumbre de la inteligencia que saltan las chispas de las intuiciones.
  • La comunicación por la razón es comunidad; por la inteligencia, comunión.
  • Racional es la legalidad de la naturaleza y de la mente; inteligente es la conciencia de esa legalidad en sus relaciones y en sus limitaciones.
  • La inteligencia es a la vez experiencia y razón; incluye y distingue al mismo tiempo lo empírico y lo racional.

El tomo recién editado, con el título de Lógica de la Razón y Lógica de la Inteligencia, se inicia con una advertencia “Liminar” aclaratoria, donde se confirma lo que veníamos rescatando: la presencia de los temas de “gnoseología, psicología y ontología”, provenientes de la producción anterior. Aquí también se repite la revelación de una profunda vertiente heracliteana, por la cual se adopta la expresión relampagueante de los aforismos esclarecedores, propios de la inteligencia, la moderna herejía superadora de tantos siglos dominados por la ortodoxia parmenídea.

El primer capítulo del nuevo libro: “Razón e Inteligencia” presenta como acápite una cita del Ariel de Rodó. Es el preanuncio de las ricas referencias que se irán desplegando eruditamente sobre tantos autores de la historia de la filosofía moderna y contemporánea desde Bacon (con su Novum Organum, de 1620) hasta el día de hoy. De espacial interés para el Río de La Plata son los nombres de tantos uruguayos y, asimismo, la reaparición del argentino Francisco Romero, de quién ya nos había brindado la anecdótica cita del primer tomo que decía así:

Ser y espacio
En el poema, tan hermoso como curioso, por suyo, en que Francisco Romero cantó a Heráclito el Oscuro, uno de los versos dice: “tú, de Tales a Kant, fuiste el único hereje”.

El capítulo III mediante un cambio mínimo del título: “de Lógica de la Razón a Lógica de la Inteligencia” sugiere el desarrollo historicista de todos los 40 numerales componentes del corpus de la obra; para limitarnos a sólo dos ejemplos extremos, leemos; el número 8 desde la cartesiana Lógica de Port-Royal (1662) y el número 37 “estamos en plena atmósfera de Lógica Viva...

Termino haciendo una selección para mostrar cómo la obra continúa y debe ser continuada:

  • En la marcha de las partes al todo, la razón articula, la inteligencia abraza.
  • La técnica es articulada por la razón; la inteligencia la prefigura primero, y luego la guía y la sobrevuela.
  • Toda creación -en el arte, en la acción, en la ciencia, en la filosofía- es inteligente movimiento de la sombra a la luz.
  • Es la inteligencia la que ha reencontrado en las nubes, los vientos y las olas, la misma racional legalidad de las estrellas.

Carlos Mato Fernández
Universidad de La República - Uruguay

 

índice

siguiente

 

Hugo E. Biagini, Compilador. Arturo Ardao y Arturo Andrés Roig. Filósofos de la autenticidad. Jornada en homenaje a Arturo Andrés Roig y Arturo Ardao, patrocinada por el Corredor de las Ideas y celebrada en Buenos Aires, el 15 de junio de 2000. Edición digital de José Luis Gómez-Martínez y autorizada para Proyecto Ensayo Hispánico, Marzo 2001.
© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces