José Martí
 
 
1. José Martí y su crítica a la filosofía europea: El punto de partida

Es cierto que José Martí no fue lo que normalmente se entiende por un profesional de la filosofía. Y esto explica en gran parte que la cuestión de si fue o no un filósofo, constituya una vieja polémica, no resuelta todavía. Pero también es cierto, por otra parte, que esta cuestión se plantea siempre desde una determinada comprensión de la filosofía que condiciona necesariamente la solución de la misma. De aquí, pues, que esta cuestión reciba de hecho tantas y tan distintas respuestas como tantas y tan variadas sean las concepciones de la filosofía que se presupongan en su planteamiento.

Por esta razón me parece más productivo no entrar ahora en esta polémica; y empezar con una breve explicación de la comprensión de la filosofía que doy aquí por supuesta y que, viéndola cumplida en la obra martiana, me lleva a constatar en Martí una praxis específica de filosofía; que es, a su vez, la base que hace posible que en su obra encontremos precisamente una crítica explícita de la filosofía europea.

Punto de partida es entonces una comprensión de la filosofía según la cual ésta sería una reflexión que no brota tanto del famoso principio griego del admirarse frente a las cosas del mundo como de la experiencia práctico-teórica del saberse afectado por la realidad. Filosofía es así un pensar responsivo que presenta, esquemáticamente explicado, estos cuatro rasgos esenciales: 1) Es un pensar que se articula como respuesta a ...; 2) es un pensar que entiende su responder a ... en el sentido de un contestar o contradecir; 3) es un pensamiento que replica las formaciones históricas de lo real y esboza posibles formas alternativas; y 4) es un pensar que se hace cargo de la realidad y que une desde un principio las dimensiones del saber crítico y de la responsabilidad ética.

Pues bien, la obra martiana puede leerse, porque en gran medida lo es, como una práctica de la filosofía en el sentido explicado. Como creo haberlo mostrado en otros lugares (1), y por falta de tiempo y espacio, me permito dar por fundada esta afirmación y limitarme a ilustrar en esta breve comunicación cómo Martí, precisamente por operar con una comprensión semejante de la filosofía, se nos muestra en muchos pasajes de su obra como un crítico explícito de la filosofía dominante de su tiempo.

Quiero, además, hacer observar de entrada que la crítica de Martí a la filosofía europea es una crítica que distingue y diferencia; y esto justo en base a un criterio filosófico estricto, a saber, que, establecido que "el primer trabajo del hombre es reconquistarse" (OC 7, 230), toda filosofía puede y debe ser cuestionada a la luz de lo que aporte o haya aportado a la liberación del hombre, a la realización de su vida en libertad, a su recuperación como ser con derecho a fundarse y a hacerse en autonomía.

Notas

(1) Ver mi trabajo: „Anotaciones sobre el pensamiento de José Martí y la posibilidad de interpretarlo desde un punto de vista marxista", en Cuadernos Salmantinos de Filosofía 4 (1978): 223-249.

Raúl Fornet-Betancourt
Aachen, Alemania

 
© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.
 
Ensayo Home Page José Martí Repertorio de Pensadores