José Martí
 
 
2. José Martí y la filosofía: Introducción

El tema "Martí y la filosofía" no es un tema nuevo. En realidad son ya muchos, y desde hace muchos años, los autores que se han ocupado con este tema de una manera explícita; es decir, intentando aclarar no sólo la cuestión de si Martí fue o no un filósofo, sino también su filiación filosófica; y proponiendo incluso modelos para reconstruir de manera sistemática sus ideas filosóficas. Ejemplo de estos intentos de tratar el tema "Martí y la filosofía" son, entre otros, los trabajos de: R. Catalá, Martí y el espiritualismo, La Habana 1946; A. Concheso, "José Martí: filósofo", en: Ibero-Amerikanisches Archiv 11 (1937-1938) 107-120; W. Fernández, Martí y la filosofía, Miami 1974; J.I. Jiménez-Grullón, La filosofía de José Martí, La Habana 1960; M. Jorrín, Martí y la filosofía, La Habana 1954; A. Martínez, Ideas filosóficas de José Martí, La Habana 1989; A. Ronda, "Acerca de la filiación filosófica de José Martí", en: Anuario del Centro de Estudios Martianos 6 (1983) 43-81; y, últimamente, R. Arce, Religion: Poesie der kommenden Welt. Theologische Implikationen im Werk José Martís, Aachen 1993, con un importante capítulo sobre este tema.

El tema, pues, no es nuevo. Y, como demuestran los títulos que acabamos de aducir, ha sido ya además tratado desde distintos ángulos. Por eso, me parece, todo intento nuevo de volver sobre este mismo tema tiene que plantearse la pregunta previa de si lo hace desde una perspectiva meramente erudita con el fin de compendiar y estructurar lo que ya se sabe sobre el tema "Martí y la filosofía"; o si se entiende más bien como intento de búsqueda de un nuevo acceso al tema; de un acceso que pueda contribuir a reperspectivizar dicho tema; y, de este modo, constituya por sí mismo una posibilidad para hablar o tratar de manera innovadora sobre él.

Conviene aclarar entonces que, por nuestra parte, esta vuelta al viejo tema "Martí y la filosofía" se hace con la intensión expresa de arriesgarnos en la línea de la segunda posibilidad antes indicada. Vale decir que queremos intentar presentar un nuevo enfoque. Esto, naturalmente, no significa, en modo alguno, desmerecer o restar méritos a la labor hecha ya en este campo de las investigaciones martianas. Más bien se trata de aprovechar los resultados obtenidos por estudios como los anteriormente citados, dando por supuesto una cierta base de conocimientos seguros y suficientes en lo que atañe a la relación de Martí con las escuelas filosóficas que supuestamente tuvieron mayor influencia en su pensamiento (idealismo, krausismo español, romanticismo, transcendentalismo norteamericano, etc.), para intentar sobre ese trasfondo esbozar una hipótesis de trabajo que quiere contribuir a introducir un giro innovador en el tratamiento de este tema justo en la medida en que arriesga la perspectiva de interpretar a Martí como una praxis filosófica que no es simple fruto ni mera puesta en práctica de una determinada filosofía, porque su cumplimiento es en sí mismo operación de transformación de toda filosofía heredada y marca de esta suerte el punto referencial fundador de un modelo nuevo de filosofar.

A continuación nos limitamos, por consiguiente, a la presentación de este enfoque; y lo haremos en dos tiempos o pasos que constituyen, por su parte, los dos puntos centrales de nuestra ponencia. Estos dos pasos son, primero, una aproximación a Martí como transformador de la filosofía; y, segundo, una breve visión del modelo de filosofar que se desprende de la transformación martiana de la filosofía. Pero, antes de comenzar con estos aspectos, nos parece conveniente precisar otro punto.

El tema "Martí y la filosofía" puede resultar problemático también desde otra óptica. Pues sabiéndose que tanto el autor "Martí" –por representar su obra precisamente un complejísimo texto interdiscursivo, un tejido de muy diferentes textos y contextos– como el término "filosofía" son referencias polivalentes en las que coexisten, y no siempre complementándose, muy distintas significaciones y perspectivas, puede, con razón, reaccionarse ante esta formulación del tema con la pregunta: ¿Qué Martí y qué filosofía son los que se ponen aquí en relación? Por eso nos permitimos aclarar, sin poder entrar ahora en una discusión detenida de esta difícil problemática, lo siguiente:

La referencia "Martí" se entiende aquí fundamentalmente como consideración del Martí pensador; pero no del tipo que él llamó "pensador de lámpara" (OC 6, 22), sino del tipo de pensador que él mismo practicó: el pensador "veedor", analista, fundador y transformador de realidades. Este Martí pensador puede, por lo demás, expresarse en el ensayo científico, en el apunte filosófico, en el periodismo de ocasión; pero también puede hacerlo en poeta o en escritor de textos para niños. O sea que la referencia "Martí pensador" es, por una parte, ciertamente limitante porque queremos poner en el centro de la atención la línea crítico-reflexiva en su obra; pero, por otra parte, es envolvente o integral porque no ata esa línea de pensar crítico a una determinada forma de expresión literaria.

Por su parte el término "filosofía" marca aquí una referencia con significación doble; por cuanto que la tomamos tanto para indicar en parte la concepción supuestamente tradicional y clásica de la filosofía –en el primer punto–, como para describir el nuevo modelo de filosofar practicado por Martí. Mas pasemos, sin mayores preámbulos, a la exposición del tema.

Raúl Fornet-Betancourt
Aachen, Alemania

 
© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.
 
Ensayo Home Page José Martí Repertorio de Pensadores