Leopoldo Zea
 
 
TEXTOS

 

Texto 2

(La esencia de lo americano (1971), La filosofía en México (1955). El primero reúne estudios escritos en la década de los sesenta, el segundo expone el desarrollo del pensamiento mexicano durante la primera mitad del siglo XX)

[Bajo el epígrafe general de Historia de las Ideas se inició en la década de los cuarenta un proceso sistemático de recuperación del pasado intelectual iberoamericano; y lo que comenzó con la publicación de las historias del pensamiento nacional, alcanzó pronto una dimensión interdisciplinaria que buscaba la recuperación del pasado iberoamericano dentro de su contexto.]

"En el campo en que el historicismo es aplicado para el mejor conocimiento de nuestra América, es [el] de la Historia de las Ideas. Un campo que ha venido tomando un gran desarrollo en toda la América, incluyendo la sajona. Dilthey, Ortega y con ellos la Sociología del saber de Max Scheler y la Sociología del conocimiento de Karl Mannheim y, en los últimos tiempos Estudio de la historia de Arnold Toynbee, han venido a formar el más idóneo de los instrumentales con que el estudioso de las ideas en América se ha venido enfrentando a su historia para captar en ella el sentido de esas ideas en relación con la realidad dentro de la cual surgieron y en relación con el mundo del cual eran originarias" (La esencia de lo americano, p. 39).

"La Historia de las Ideas en México y en el resto de la América Ibera, ha encontrado su mejor justificación en el Historicismo de Dilthey, Scheler y Ortega. Partiendo del Historicismo es como ha lanzado su interrogante sobre la existencia de una Cultura Americana, un Pensamiento o una Filosofía original. Apoyándose en sus supuestos y utilizando sus métodos se ha podido destacar la originalidad de nuestros pensadores cuando parecía que simplemente imitaban. Se ha visto como éstos han asimilado las ideas por ellos importadas para adecuarlas a nuestra realidad. Lo que parecía una mala copia de una filosofía importada, ha resultado ser simplemente algo distinto de lo que se pretendió imitar. Muchas veces lo propio, lo original, ha surgido a pesar de las intenciones del pensador. Gracias al Historicismo hemos podido ver lo que hay de original en nuestros pensadores, y gracias al mismo nos hemos también dado cuenta de su importancia, pues su circunstancialidad no es mayor de la que puede tener otro pensamiento en otras circunstancias por diversas que sean. La Fenomenología nos ha ofrecido métodos para estudiar nuestra realidad elevándola a campos más abstractos. Heidegger y Sartre han justificado también nuestras preocupaciones por el Ser del Hombre" (La filosofía en México, II, pp. 254-255).

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces