José Luis Gómez-Martínez

 

El exilio en las ciencias histórico-sociales:
hacia una filosofía de la historia

La recuperación del exilio de 1939 entra ahora en una segunda etapa, en mi opinión decisiva, en cuanto a la repercusión que pueda llegar a tener en el pensamiento español actual. La primera fase fue necesariamente histórica: recuperar nombres y obras, valorar el pensamiento de una generación durante años perdida para España a incorporarla como parte de nuestro pasado.[1] Superada con éxito esta primera fase, se impone ahora una nueva aproximación que no está ya preocupada por estudiar un pensamiento, sino por asimilarlo; es decir, una vez recuperado el pensamiento del exilio —primera fase— nos interesa ahora únicamente lo que ese pensamiento tiene de actual. Buscamos en él una respuesta a nuestra problemática; no pretendemos, por lo tanto, defenderlo ni combatirlo; como autores clásicos, ignoramos en ellos lo que tienen de caduco para dialogar con aquellas intuiciones, a veces sólo implícitas, que nos muestran hoy una pauta o que forman ya la base de algunas direcciones de nuestro pensamiento actual.

En este trabajo, aunque el proyecto es, en verdad, ambicioso para el espacio que se me ha asignado, me propongo desarrollar una tesis estructurada en tres partes: la tesis de la existencia de un pensamiento hispánico cuyo origen se encuentra en la formulación de una filosofía de la historia y cuya proyección más original es la actual Filosofía de la Liberación, según la formulan los pensadores iberoamericanos a partir de la década de los años 60. En la primera parte expondré una faceta, la más fecunda en mi opinión, del pensamiento de nuestros exiliados de 1939, basándome ante todo en la obra de Américo Castro y de Claudio Sánchez Albornoz, aunque teniendo también en cuenta las posiciones de José Gaos y Francisco Ayala; en la segunda parte mostraré el sistema que crea y que al mismo tiempo lo rige, para pasar en la tercera a evaluar su repercusión en una dirección, la más dinámica, la más creadora, del pensamiento actual iberoamericano.

[1] Sirva como referencia a esta primera etapa la obra de José Luis Abellán, Filosofía española en América (1936-1966), de 1967, y su edición, en seis volúmenes, de El exilio español de 1939, que publicó en Taurus durante la década de los 70. Me refiero sobre todo al estudio del mismo José Luis Abellán, “Filosofía y pensamiento: su función en el exilio de 1939”, y el de Javier Malagón, “Los historiadores y la Historia en el exilio”. Al final del estudio se incluye la bibliografía completa de las obras citadas.

 

[Publicación original: José Luis Gómez-Martínez. "El exilio en las ciencias histórico-sociales: Hacia una filosofía de la historia". La otra cara del exilio: la diáspora del 39. José Luis Abellán, editor. Madrid: Universidad Complutense de Madrid, 1990. Páginas 21-46.]

 

© José Luis Gómez-Martínez
Nota: Esta versión electrónica se provee únicamente con fines educativos. Cualquier reproducción destinada a otros fines, deberá obtener los permisos que en cada caso correspondan.

 

Home Repertorio Antología Teoría y Crítica Cursos Enlaces

jlgomez@ensayistas.org